lunes, 14 de septiembre de 2009

sera posible





Será posible, habrá posibilidades de que algo este cercano a la realidad, a lo verdadero.
Será posible que las almas sean de colores, que la atracción vaya más que sexual, que física, que espiritual, será posible que la unidad exista y que tú y yo y todo el resto seamos la misma cosa.
Será posible que el mismo cielo que cubre tu ciudad sea el mismo que veo cada día cuando salgo de casa.
Será posible que los actos humanos sean repetitivos por todas las generaciones, que hoy realizamos las mismas cosas que hicieron nuestros antepasados y lo que otras generaciones harán.
Será posible que esta vida no sea un juego cruel y que tengamos otra oportunidad después de la muerte, REENCARNAR en otra cosa.

Las posibilidades siempre han sido la inspiración del ser, de comprobar que algo es cierto, posible, correcto, adecuado, verdadero.

Y por otro lado los seres han gastado su tiempo en desmentir esas posibilidades con el fin de descubrir otra verdad posible.

Contradictorio es el mundo y por que no lo seria si la vida es tan contradictoria e inconclusa.

Escuche que dijiste.
Ahora bien ¿cómo ligar vida y unidad? Ahí es donde la encarnación cobra coherencia.
Y me pregunte.
Como ligar la vida, el amor, la familia, la sociedad, la política, la mentira y la verdad, la sugestión, objetividad y la subjetividad, con la unidad.

Complicado suena, pero difícil no es, las palabras antiparabólico, con naturaleza independiente, suena a solución, el desprendimiento social me ayudaría a conseguir, tener ese preciado sentimiento de unidad.

Donde la continuidad cobra sentido y todo se calma, como una noche de invierno en las montañas, como el despertar de la meditación budista, como la tarde de un niño en el jardín de su casa mientras juega con tierra, creyendo que lo tiene todo, que nada necesita en ese momento, así veo yo la unidad como la apreciación de un todo y de un millón de partes que los conforman.

La teoría es asesinada por la experiencia, veamos como me va, con eso.

Has visto toda esa locura que he nacido por escuchar tu locura.

No se como llegue a hasta el punto de creerme que podré liberar mi pensamiento y apartarme de los viejos, condicionamientos que no me dejan ser libre por completo.


Recuerdo tus palabras que explican el inicio, proceso y fin de la vida, donde las fronteras son nuestras y tomar en práctica la conciencia que debemos desfronterizarnos. Para poder vivir libremente.


Tus palabras que aun creen en lo real, en lo verdadero disculpa mi pensamiento ateo, me en convertido en creyente de todo y de nada.

Recordando tus palabras, me detuve a leer lo que estaba escribiendo, pensando en escribir el final de esta carta y sin esperarlo comenzó a temblar el suelo, me levante de la silla, camine hasta la cocina, los móviles se movían, las puertas también temblaban, solo pude acercarme a mi novio que hablaba por teléfono, diciéndole esta temblando y en dos segundos ya estaba todo calmado.

El mundo nunca nos dejara de sorprender.

No podemos olvidar al mundo, nuestro hogar, la casa de la unidad.

Para la finalizar, el mundo se ha movido y nos ha movido a todos con el.

Será posible que esta carta tenga la verdad o tenga solo ilusión, escrita por una ser que piensa más de la cuenta o menos de lo que debe pensar.




Erika Cano

1 comentario:

María Ayala dijo...

Mientras degustaba mi almuerzo, me puse a leer tu carta; al terminar, me levanté a dejar el plato a la cocina y en el trayecto, la palabra VERDAD retumbaba en mis sienes…

Ignoro las posibilidades de todo lo imposible o viceversa, pero de algo estoy segura, LA VERDAD verdadera que buscamos está tan lejos y tan cerca que no hemos podido apreciarla en su exacta dimensión.

Cariños desde este lado del sol, Bonita, que tengas un lindo día, y lo sabes, me encantan tus escritos, me ponen a pensar y…me gusta =)